Ponche de Navidad

By ¡HOLA! COCINA

Foto: Adobe Stock

Pocos tragos son tan navideños como el Ponche de Navidad o ponche de huevo. Queda delicioso con ron, pero se puede preparar para los niños también sin alcohol. ¿Te animas?

INGREDIENTES
– 350 ml de Leche entera
– 4 ud de Yemas de huevo
– 2 ud de Claras de huevo
– 80 g de Azúcar
– 2 de Piel de limón
– 1 de Vainilla natural
– 50 ml de Ron

Para decorar:
Canela molida

PREPARACIÓN
1. Para preparar el ponche de Navidad, comenzaremos por infusionar la leche. Abre la vaina de vainilla longitudinalmente y raspa el interior con un cuchillo.

2. Acerca un cazo al fuego con la leche junto con la vaina de vainilla, las semillas del interior que has raspado y la cáscara de limón, con cuidad de tomar solo la parte amarilla y no la blanca, que resulta amarga.

3. Cuando rompa a hervir, aparta del fuego y reserva.

4. Separa las claras de las yemas. Reserva las claras en la nevera y bate las yemas con el azúcar hasta que adquieran un aspecto blanquecino y esponjoso.

5. Cuela la leche, que seguirá caliente e incorpora la mezcla de yemas y azúcar y bate bien hasta que que adquiera una consistencia cremosa. Si fuera necesario, vuelve a poner en el fuego, suave, sin dejar de batir, hasta que la crema espese.

6. Aparta la crema del fuego e incorpora el ron. Mezcla bien para que se integre y reserva en un bol. Deja que termine de enfriarse a temperatura ambiente.

7. Aparte, bate las claras a punto de nieve con un poco de azúcar.

PRESENTACIÓN:
1. A la hora servir tu ponche de Navidad, llena los vasos o copas que hayas elegido con la crema y termina añadiendo un poco de nata montada. Adorna con un canela molida. Para un efecto aún más navideño, también puedes escarchar las copas o vasos con una mezcla de azúcar y canela antes de servir el cóctel. Para ello, mezcla azúcar y canela en un plato, moja el borde de los vasos con una rodaja de limón y pásalo por el azúcar y la canela para que se quede ese delicioso reborde.

VERSIÓN INFANTIL:
1. El ponche de Navidad o ponche de huevo se puede preparar sin alcohol. Se elabora exactamente igual, solo que sin incorporar el ron a la crema. Está riquísimo y a los niños les encantará.